viernes, 19 de agosto de 2016

Lija

No recuerdo las palabras textuales de esta escena pero, si recuerdo el sentido de ella:
“Algunas personas son como lija, te raspan y raspan hasta que duele… pero lo asombroso es que esas personas terminan desgastadas y arrugadas, mientras que tú al igual que la madera te vas poniendo más suave y hermosa hasta relucir” (“The Figthing Temptations”)
No te enfoques en lo que las personas te hacen o dicen de ti, recuerda que la vida es un bumerán (“boomerang”), de lo que das recibes, todo el que hace mal en algún momento es abrazado por las consecuencias de sus actos. La amargura y la envidia que esas personas profesan, los va consumiendo, mientras que tú te vas haciendo más fuerte y alcanzas mayor madurez, de manera que estas cosas ya no te afectan.
“Ama a tus enemigos, bendice a quienes te maldicen…” (Mateo 5:44)
Es por eso que las personas amargas, avejentan a destiempo… mientras te sigues hermoseando, “aquellos” se desgastan y envejecen.

No hay comentarios: