sábado, 3 de octubre de 2009

Duda versus Fe

La duda es una de las armas que Satanás usa para oponerse a la Fe y ciertamente es una de las que nosotros mismos hacemos más efectiva.

Por qué acostumbramos a darle lugar a la duda?

La duda es algo que solo cobra fuerza si nosotros se lo permitimos.

Tantas veces nos dejamos convencer de la duda, cuando ni siquiera ella misma está convencida de quien es…

La fe es creer en lo que no vemos, pero que por nuestra convicción puede darnos como resultado la existencia de lo que estamos creyendo, en el momento que Dios lo determine

La duda, nunca le dará existencia a nada más que un dolor de cabeza, un mar de confusiones y pensamientos negativos… Que solo producirán como resultado NADA!!! Pues, la duda establece un límite a la confianza y la creencia de algo verdadero, como lo es la obra de Dios

Si tienes fe, puedes declarar que has vencido y así será… Pero no des lugar a un solo centímetro de duda!!! Cuando David se iba a enfrentar a Goliat, él le declaró: “Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel” (1ero. Samuel 17:46) Recuerdas que paso? David cortó la cabeza de Goliat, porque él creyó y declaró que Jehová le entregaría a ese filisteo incircunciso que en nada más que su fuerza física podía confiar.

Puedes creer que la duda te lleva a ser negligente? La duda te inmoviliza y mira lo que sucede con los negligentes:

Y el alma negligente padecerá hambre. Proverbios 19:15b

La mano negligente empobrece; Proverbios 10:4a

La Fe te hace ser diligente, porque tienes la seguridad que lo que haces no es en vano porque lo haces en nombre de Jesús, y mira lo que pasa con los diligentes:

Mas la mano de los diligentes enriquece. Proverbios 10:4b

Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Proverbios.21:5a

La Fe Produce:

Salvación, paz, abundancia de bien, provisión, protección, determinación, mejoría, excelencia, victoria…

La Duda produce:

Perdición, preocupación, malestar, miseria, Límite, descuido, miedo, retroceso, deterioro, derrota…

FE

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

DUDA

Recuerda que la duda no te puede convencer porque ni siquiera ella, está segura de lo que es!

1 comentario:

cciriaco dijo...

Excelente escrito!!!, me gustó.

Felicidades!!! y gracias por compartir con nosotros los conocimientos biblicos que posees.

Un abrazo.